Saltar al contenido

Pasos para crear una empresa, desde el business coaching

América Latina es un territorio emprendedor. Todos los días veo y escucho a muchas personas interesadas en crear empresa, con muy buenas ideas de negocio. A pesar de todas las dificultades, el ingenio y la recursividad de los emprendedores no tiene límite. Sin embargo, gran parte de ese impulso emprendedor necesita una metodología que permita acortar los ciclos de aprendizaje.  Es importante el aporte de los empresarios que llevan años en el medio, tal vez entregando pasos para crear una empresa.

Personalmente considero que no existe una poción o receta mágica que permita enseñar cómo crear una empresa exitosa. Primero porque el éxito tiene tantos significados, depende del observador y lo que observa. Y segundo, todas las empresas nacen en un momento histórico que puede o no favorecerlas.

Sin embargo, desde mi oficina de proyectos y mi equipo en Alto Rendimiento, nos hemos empeñado en desarrollar sensores que nos permitan detectar señales  saber si un empresario está por el camino correcto.

Pasos para crear una empresa según nuestra experiencia en Alto Rendimiento

Revisando contenido y relacionado con la creación de empresa se concentra en la formalización empresarial.

Tal vez porque proviene de las entidades públicas o las cámaras de comercio que buscan su conveniencia, que se registren empresas, pago de impuestos y ser una estadística más...

Ojo, no quiere decir que esté en contra de la formalización empresarial y la evasión de impuestos. Sin embargo, considero que este paso de la formalidad solo debe hacerse si el empresario detectó una oportunidad de negocio que pueda atender.

América Latina se caracteriza por tener una alta burocracia, costo alto de acceso a capital, excesiva tramitología y unos absurdos costos tributarios. Estas situaciones no le hacen una vida fácil a los emprendedores. Frente a la incertidumbre del flujo de caja, la formalización es una presión más, en fases iniciales no es viable.

Si estás iniciando, no formalices hasta no tener un flujo de caja que sostenga  la operación de tu negocio.

Veamos entonces algunas recomendaciones mías y de mi oficina de proyectos si estás iniciando con un emprendimiento.

Todo parte del gestor de la empresa

De nada sirve una oportunidad de negocio, si el gestor no se dedicará de lleno a explotarla. Como business coach tengo esto muy claro: das todo y más allá de todo. o mejor no entregues nada...

No es simplemente que el gestor tenga una excelencia técnica, la gestión de las emociones siempre han tenido peso. Es la administración de las emociones lo que permite que todo funcione: el equipo, la relación con los socios, el tratar con la competencia. También tienen una incidencia en los momentos difíciles como una quiebra o la falta de capital.

El constructo, eso invisible que afecta los negocios

Otro de los pasos para crear una empresa, y que suelo evaluar como business coach en mis coachees es su constructo.

Un constructo es una evaluación simbólica del concepto que tiene cualquier persona hacia algo o alguien. Por ejemplo, qué percepción se tiene frente al dinero, el éxito, un producto o una persona. Todos los constructos se originan desde las experiencias de una persona y fomentan un comportamiento (respuesta). Si en los entornos de la persona el dinero es considerado un mal, pues entonces esa persona dirá lo mismo y rechazará el dinero.

Esto es muy importante, porque un empresario tiene un constructo muy particular:

  • Es alguien orientado a los retos. No creo que alguien que vivió en sobreprotección sea empresario, tal vez busque lo más seguro: un empleo.
  • En toda parte ve dinero, porque le gusta ver desde la óptica de los problemas.
  • El ser social hace parte de sus hábitos de vida. Si no hay contactos, no hay ventas. Porque primero se hace negocios con los amigos y luego con desconocidos. A los amigos se les sirve.
  • El ser selectivo y prudente le permite elegir a las mejores personas, no porque le caigan bien, sino porque necesita personas competentes.

Las expectativas, motor poderoso para mover cualquier idea de negocio.

Las expectativas son un jalonador muy fuerte a la hora de hacer negocios. Si la expectativa es simplemente llenar la cuenta de ahorros no es buena señal. La expectativa debe conectarse con tres aspectos clave: el para qué, a quién y por qué.

El para qué, permite encuadrar las necesidades del gestor con los problemas detectados y que son la fuente de las oportunidades. Si la fuente de los problemas no es un motivador de la persona, hay que buscar por otro lado.

El para quién, permite algo maravilloso: el desarrollo de las relaciones en un mercado, uno de los pasos para crear una empresa que considero fundamental. Voy a poner un ejemplo:

Si usted se dedica a la venta de alimentos para niños y su comportamiento es el de un ogro, no creo que exista un feeling hacia sus productos y su empresa. Uno es como piensa, dice y hace. Yo esperaría de alguien que entrega alimentos para niños mucho amor y alegría...

Cuando no existe una empatía con la situación del otro solemos actuar bajo presión y carestía, dando lo que sobra. Suele pasarle a las personas que por necesidad aceptan cualquier puesto de trabajo. Tienden a rendir menos porque viven bajo presión, no existe un verdadero interés por servir.

El por qué, permite identificar el propósito de alguien. Si ese propósito logra conectarse con una vocación productiva los resultados suelen ser muy poderosos. Muchos de mis coachees son profesionales, con títulos de maestría y doctorado; otros simplemente decidieron crear su empresa porque les gustaba la plata o por necesidad.

Vale la pena aclarar que los propósitos no tienen nada que ver con el tener cosas; situación que ha generado esta crisis del talento en el siglo XXI. Muchos creyeron que teniendo un título de universidad tendrían un propósito, una total falsedad.

Un propósito es una conexión profundamente emocional con una situación que nos motiva a generar un momentum (movernos). Es el momentum el que permite que algo establecido se cambie, incluso contagiar a otras personas para ese cambio.

Las construcción de una red de negocios

Las personas no necesitan productos, sino redes de personas que permitan generar una masa crítica que evidencie una falencia (prueba social de que algo es factible, fiable y verdadero). Esa falencia es la que permite que un producto salga a la luz.

De cada cien productos nuevos que salen al mercado el 98% son un fracaso en el primer año. Y los obstinados del diseño de producto todavía siguen pensando que el producto es primero. Desde Alto Rendimiento creemos que el producto es lo último que se hace. Otro de los pasos para crear una empresa lo resumimos en la siguiente infografía

pasos para crear una empresa

Cliente y su dolor de cabeza

Si están claras las expectativas (para qué, para quién y el por qué), la tarea de todo emprendedor no debería ser el desarrollar un producto. Debe construir un discurso muy poderoso para llamar la atención, y tener a esos posibles clientes en comunión con el problema. De esa forma podrá evaluar si es de importancia o no y si ese nivel de importancia ameritaría una transacción; si ya se está solucionando ese problema. ¡Ah montón de dinero se ahorrarían los empresarios si se dedicarán primero a conversar y luego a hacer! Otro de los pasos para crear una empresa y que considero vital, es entender los problemas de la gente.

Logística, distribución y canal

Si realmente hay un problema poderoso que justificaría el desarrollo de un modelo transaccional, lo segundo que debería hacer el empresario es construir su red de procesos. Esto quiere decir, dónde tiene que estar para que le compren, cómo hará para hacer llegar el producto, bajo qué medios y quién le ayudará. Muchos sacan su producto dejando por fuera de la ecuación el poder de negociación e influencia que tengan los proveedores y los distribuidores, creyendo que todo lo pueden hacer solos, uno de los vicios más dañinos del emprendedor latino.

Ventas, difusión y comunicación

Hasta el momento lo único que se ha invertido es tiempo, celular, e-mail para comunicarnos y relacionarnos con personas, pues los negocios se hacen con personas. Otros ya habrán invertido en un mínimo producto viable, y hasta registrado la empresa...

Ahora bien, cuando ya se cuenta con una infraestructura que permita responder a los pedidos y exigencias de los clientes (el backoffice de negocio), ahora toca diseñar la mejor táctica para relacionarnos con esas personas que llamamos clientes y vender sin vender (front office). Aquí es donde el poder de la imagen y las relaciones públicas es necesaria.

¿Cuántos de los empresarios que conozco invierten en relaciones públicas? Muy pocos, pues lo consideran un gasto. Señores, ¿gasto poder mostrarle a las demás personas que son confiables? ¿gasto poder conocer con mayor profundidad a las personas y servirles?

Para poder construir una marca hay que vivirla, mostrarla y socializarla. Un ejemplo de cómo hacerlo Barrio Planeta, una de nuestras startups incubadas desde nuestra oficina de proyectos:

Un simple espacio en donde la gente se conecte y conozca qué es lo que haces, suficiente para saber si tu idea de negocio es importante para alguien y se puede convertir en una startup.

Branding y precio:

Cuando se hace testing es más fácil determinar qué componentes de la marca debes explotar para recibir más dinero. Muchos ponen el precio más barato desconociendo la razón. Tal vez por el tipo de cliente, otros por la edad, la idea es que no se haga sobre la incertidumbre, sino en función de los aspectos críticos y de mayor importancia para las personas. Si no se hace se perderá dinero y posibilidad de generar barreras de entrada para los competidores.

Cuando están claros los componentes de la marca más una audiencia, es conveniente realizar un registro de marca, porque ya vas a lo serio.

Concepto

Si cuentas con un número suficiente de clientes que te permita soportar las cifras de la operación de tu negocio (ingresos, costos, gastos, lifetime value etre otros KPIS), es hora de construir tu producto y venderlo a esos adoptantes tempranos.

Si generas la suficiente tracción, la gente se siente satisfecha, recompran y dominas la operación, ahora sí, vale la pena seguir otro de los pasos para crear una empresa: formalizarse con los 17 requerimientos que han definido las cámaras de comercio. ¿Necesitas de nuestra ayuda en Alto Rendimiento y seguir los pasos para crear una empresa? Pídeme una cita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *