Emprendimiento social, cómo apoyarlo

Cómo fomentar el emprendimiento social debería ser no solo una responsabilidad de las instituciones públicas. También es una responsabilidad de los fondos de capital y de las comunidades que apoya el emprendedor social.

Tal vez en América Latina todavía se piensa que una empresa social tiene como responsabilidad atender las necesidades de una población que ni el estado, y tampoco la industria han podido suplir. Creo que un emprendimiento social puede llegar a cambiar los paradigmas de una sociedad, cada día más desconectada e indiferente.

Considero que vale la pena construir y fortalecer unos vehículos que dinamicen las iniciativas del que quiere ser emprendedor social. Vehículos financieros, comerciales, de acceso a la información como al relacionamiento con diversidad de actores son muy necesarios. También necesita una red de servicios soporte que permitan ver la innovación social como un verdadero proyecto de inversión en el largo plazo.

Emprendimiento Social en las comunidades

Este tipo de emprendimiento tiene una característica vital: suma las ciencias sociales para relacionarse con la comunidad, así como detectar diversidad de problemáticas que afectan su progreso. Con esta interacción se diseñan productos que se prueban y se masifican para garantizar el desarrollo de una industria. A diferencia de una startup o empresa tradicional, la empresa social busca un desarrollo integral de los territorios donde actúa. No se limita a crear y vender productos con un margen que le permita sostener su operación y generar una utilidad.

Desde mi experienciaemprendimiento social con SVC Corp, uno de los pocos fondos de apoyo para emprendedores sociales que le apuestan a los dispositivos abiertos para el fomento de la innovación social, soy testigo del compromiso de muchos emprendedores del ir más allá  del diseño y la entrega de productos. Existe  una corresponsablidad empresarial, en donde emprendedor y consumidor acuerdan reglas para sostener un sistema.

Tal es el caso de Plantalámpara. Este proyecto de la  universidad UTEC en el Perú , genera energía eléctrica a poblaciones vulnerables a partir de las plantas. Hoy construyen dispositivos de bajo costo para llevar luz eléctrica a las selvas de Perú..

Casos como el de esta universidad  he tenido la oportunidad de conocer en muchos países de América Latina. Esto demuestra que es posible la creación de empresas sociales como un verdadero proyecto de inversión.

¿Cómo se puede apoyar a un emprendedor social?

Desde mi trabajo como director de aplicación de fondos en SVC, he encontrado algunas brechas las cuales voy a categorizar en tres líneas:

  1. Relacionamiento
  2. Acceso a la información
  3. Industria de soporte

Desde el relacionamiento

Tradicionalmente las organizaciones comunitarias, o que tienen como génesis el ser humano como un todo en su propósito, siempre las han visto como instituciones de caridad. Por otro lado, muchas de las iniciativas de promoción del emprendedor social, se quedan curiosamente en reunión social de café.

Desde SVC hemos entendido que el trabajo de un emprendedor social va más allá  de hacer una presentación y contar la parte romántica de su proyecto.

Cuando toco este tema con las startups sociales que he tenido la oportunidad de visitar, siempre les hago varias preguntas:

  • ¿Qué  tanto se han involucrado con una comunidad para que ellas sean defensoras de su propuesta? ¿Qué  estarían dispuestas a sacrificar en su startup a cambio de ver a sus comunidades felices?
  • ¿Sobre qué  aspectos son responsables cuando deciden trabajar con su red de clientes/beneficiarios?
  • ¿Con quién deben trabajar en equipo, bajo qué  enfoque y cómo miden el grado de perturbación en un sistema?

Valores sociales en los emprendedores

Cuando se hace esa reflexión muchos descubren que solo se limitaron a entregar productos. No habían hecho lo suficiente por un desarrollo armónico de sus clientes o beneficiarios.

Otros simplemente detectan que no tienen espíritu de emprendedor social, pues lo consideraban algo solamente técnico. Eso es bueno que pase; muchos por moda deciden ser un emprendedor comunitario en el decir. Pero, desde el ser y el hacer son totalmente desconectados con el sufrimiento de las comunidades.

Relacionamiento también tiene que ver con la forma como un emprendedor busca recursos de toda índole. Muchos creen que por el solo hecho de trabajar con una comunidad merecen ser escuchados y les falta un segundo componente: qué  impacto tiene esa intervención, qué  se cambió., qué  espacios de autonomía y participación se construyeron o fortalecieron con los clientes y demás actores.

De esa forma se evita caer en el discurso romántico, volviendo la gestión de un emprendedor algo más objetiva, y que así obtener la atención de un posible aliado en materia financiera, o de recursos de cooperación.

La importancia del acceso a la información

Curiosamente, gran parte del emprendimiento social apoyado por SVC son resultado del uso de los datos abiertos. No sería posible para una organización en Brasil como Melende, enseñar idiomas con dispositivos móviles apoyados de inteligencia artificial. Primero tuvieron que buscar información sobre el desempeñ o escolar en idiomas, con el fin de encontrar una masa crítica que facilitara la adopción de tecnología. Eso sol pudo ser posible con los datos abiertos del estado.

Considero que las instituciones públicas tienen un papel muy importante; la cantidad de datos que poseen dea la población no tiene comparación. Desde la cantidad de impuestos que pagan, hasta los problemas de salud más recurrentes. Es por eso que la industria privada anda sedienta de esta información, pues allí están los productos del futuro. Considero que las instituciones púlblicas en lugar de hacer negocio con las grandes corporaciones, debería fomentar la liberación de datos.

Esto facilitaría mucho la labor de los emprendedores para detectar problemáticas que afectan el acceso a productos y servicios que satisfacen necesidades básicas (agua, saneamiento, educación, bancarización). Con toda esa información sería posible entonces, desarrollar productos y estrategias de uso/masificación.

El desarrollo de una industria de soporte

El emprendimiento social también necesita una industria soporte que le permita florecer  y actuar. Actividades soporte que considero vitales para todo emprendedor social son igual de diversas:

  • Requieren de la industria fintech: El emprendimiento social debido a su perfil de riesgo no es apetecible por la banca financiera o los fondos de inversión tradicionales. Existe una gran oportunidad para las startups del sector fintech que puedan entregar servicios especializados para las empresas sociales. Por ejemplo productos para el acceso a financiación vía equity crowdfunding o crowdlending, como también el factoring en servicios. Sin embargo, el mayor reto sería el cómo vincular a las comunidades beneficiarias de las startups sociales como  socias inversionistas de las mismas.
  • Se necesitan servicios especializados para la promoción y comercializació n de servicios: vía plataformas de comercio electrónico, ruedas de negocio y servicios que permitan conectar oferta con demanda. El desarrollo de marcas sociales debe ser un imperativo, no solo por los mismos emprendedores, sino de los territorios.
  • Desde la gestión administrativa son muchas las falencias en RRHH. Desde la búsqueda y contratación de personal, hasta el fortalecimiento de los procesos de responsabilidad social, buscando fortalecer el staff de las empresas sociales. También son evidentes las debilidades en el manejo de los recursos, el cómo multiplicarlos.

¿Cómo consumidor cómo puedes apoyar a los emprendedores sociales?

Está  claro que un emprendimiento social nace y se desarrolla local atendiendo una necesidad territorial. A medida que se consolidan procuran escalar hacia otras localidades que presentan la misma problemática.

Como consumidores también tenemos una responsabilidad. No hay mejor premio para los emprendedores sociales que la misma comunidad vea como parte de su patrimonio público las organizaciones que atienden sus necesidades. Se sostiene un emprendimiento social si existe flujo de caja. Por eso, no basta solamente con aplaudir y dar golpes de ánimo en el hombro.

Son los consumidores los primeros vehículos de inversión del emprendimiento social. Considero que todavía falta mucho en materia de cultura y educación financiera para que cualquier persona decida, no solo comprar sino invertir.

TAMBIÉN TE RECOMIENDO LEER  Innovación desde lo humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *