Saltar al contenido

América Latina es un territorio emprendedor. Todos los días veo y escucho a muchas personas interesadas en crear empresa, con muy buenas ideas de negocio. A pesar de todas las dificultades, el ingenio y la recursividad de los emprendedores no tiene límite. Sin embargo, gran parte de ese impulso emprendedor necesita una metodología que permita acortar los ciclos de aprendizaje.  Es importante el aporte de los empresarios que llevan años en el medio, tal vez entregando pasos para crear una empresa.

Personalmente considero que no existe una poción o receta mágica que permita enseñar cómo crear una empresa exitosa. Primero porque el éxito tiene tantos significados, depende del observador y lo que observa. Y segundo, todas las empresas nacen en un momento histórico que puede o no favorecerlas.

Sin embargo, desde mi oficina de proyectos y mi equipo en Alto Rendimiento, nos hemos empeñado en desarrollar sensores que nos permitan detectar señales  saber si un empresario está por el camino correcto. ...continúa leyendo "Pasos para crear una empresa, desde el business coaching"

Todos debemos aprender a navegar en el mar de la envidia. El concepto del éxito en el siglo XXI significa buscar ser una estrellita, alguien que quiere ser importante. Y como lo dije en un artículo anterior sobre los empresarios sin alma en el siglo XXI, muchos solo quieren la cima sin disfrutar el camino de la montaña.

A la par de las estrellitas que buscan satisfacer su ego diciendo que son la última maravilla del mundo porque tienen una empresa o una startup que mueve millones y porque levantaron capital, sale otro público igual de destructivo: Los envidiosos. ...continúa leyendo "La envidia en las empresas un mal negocio"

Sí, yo tuve la fortuna de estudiar en una universidad, incluso becado gracias a una persona que creyó en mí en esa época en donde los muchachos que vivíamos en una comuna de gente sin alcurnia en la ciudad de Medellín eramos considerados sicarios, ladrones y gente al servicio del bajo mundo, llevando en nuestros hombros el reto del rechazo y la palabra no en muchas cosas que supuestamente hacen a la gente parte de "una sociedad". A esa persona que ya no está en esta tierra y que hizo tantas cosas buenas por la gente sin esperar nada a cambio le agradezco mucho, le agradezco gran parte del descubrimiento de mi propósito.

Sobre lo que voy a escribir hoy no es sobre si la gente debería o no estudiar. Sobre lo que voy a compartir es sobre el para qué se estudia, y, si lo que se estudia, realmente sirve para enfrentar con determinación nuestros enemigos ocultos que son parte de nosotros gracias a nuestras creencias. ...continúa leyendo "Lo que no te enseñan en la universidad"

Las empresas han cambiado, las reglas con respecto al trabajo, las leyes, los negocios y las reglas del mercado también han cambiado. Pensar en los grandes conglomerados industriales que pasan de generación en generación es poco probable. La seguridad de la jubilación y los beneficios laborales lo considero hoy un mito urbano. ¿Existe una adecuada cultura de la gestión del cambio?

Las reglas del juego están haciendo mella en el desempeño productivo, la autoestima y la capacidad de las personas. Culturalmente en el siglo XIX y XX, especialmente en América Latina se pensaba que para ser exitoso en una empresa o en los negocios se necesitaba dedicación, mucha inversión, el producto vanguardista y como dice un dicho colombiano "estar pendiente de la vaca a cada instante".

Es por esta razón que la generación de los 50´s sea considerada la más próspera y generadora de riqueza, y que al menos están disfrutando de los ahorros de toda su vida en su vejez (revise las estadísticas de consumo de la población adulta mayor y la explosión de oferta de bienes y servicios para adultos mayores con dinero). ...continúa leyendo "¿Estamos preparados para la gestión del cambio?"