Saltar al contenido

Cómo fomentar el emprendimiento social debería ser no solo una responsabilidad de las instituciones públicas. También es una responsabilidad de los fondos de capital y de las comunidades que apoya el emprendedor social.

Tal vez en América Latina todavía se piensa que una empresa social tiene como responsabilidad atender las necesidades de una población que ni el estado, y tampoco la industria han podido suplir. Creo que un emprendimiento social puede llegar a cambiar los paradigmas de una sociedad, cada día más desconectada e indiferente. ...continúa leyendo "Emprendimiento social, cómo apoyarlo"

Sí, yo tuve la fortuna de estudiar en una universidad, incluso becado gracias a una persona que creyó en mí en esa época en donde los muchachos que vivíamos en una comuna de gente sin alcurnia en la ciudad de Medellín eramos considerados sicarios, ladrones y gente al servicio del bajo mundo, llevando en nuestros hombros el reto del rechazo y la palabra no en muchas cosas que supuestamente hacen a la gente parte de "una sociedad". A esa persona que ya no está en esta tierra y que hizo tantas cosas buenas por la gente sin esperar nada a cambio le agradezco mucho, le agradezco gran parte del descubrimiento de mi propósito.

Sobre lo que voy a escribir hoy no es sobre si la gente debería o no estudiar. Sobre lo que voy a compartir es sobre el para qué se estudia, y, si lo que se estudia, realmente sirve para enfrentar con determinación nuestros enemigos ocultos que son parte de nosotros gracias a nuestras creencias. ...continúa leyendo "Lo que no te enseñan en la universidad"

Consumo colaborativoAntes, la gente se moría por tener cosas... El carro de moda, tener su casa propia, viajar por todo el mundo, estudiar en la mejor universidad, disfrutar los mejores placeres. Solo los que tenían suficiente dinero podían disfrutar de estas posesiones para sentir plenitud. Gran parte de la población tenía que resignarse a vivir con servicios estándar o no tener nada. ...continúa leyendo "El poder del consumo colaborativo"

innovación socialHoy se concentra más dinero en la gente que no tiene maestría o doctorado que en la gente que tiene esas dignidades. Mientras en europa se piensa y en américa del norte se hace, en nuestra latinoamérica no pasa ninguna de esas dos cosas, somos románticos.

Como dice mi coach "la realidad de un país es la suma de lo que su colectivo piensa, dice y hace". Creo que podemos aplicar esas características a las empresas y gerentes de las empresas, muy especialmente los que deciden emprender en nuestra sufrida américa latina. Es claro que el sector empresarial está viviendo en el siglo XXI una catástrofe relacionada con un menor margen de maniobra para responder a las condiciones adversas y poder hacer negocios (altas tasas impositivas en materia tributaria, apertura de mercados, fraude, corrupción, cada vez menor la relación entre política y empresa), así como cambios acelerados en los hábitos de las personas que llamamos consumidores (mayores exigencias, transformación de los valores, disminución del ciclo de vida de bienes y servicios). ...continúa leyendo "Innovación desde lo humano"