Los absurdos del emprendimiento

business coachingHey, cómo va todo, espero que muy bien de tu parte.

Hoy quiero hacer un pequeño artículo sobre varias situaciones que he vivido en este principio de mes de mayo y que considero experiencias bastante importantes para todos los que quieren crear empresa o que consideran el emprendimiento una filosofìa de vida:

Situación 1: El producto no está listo pero salgamos a vender.

Estoy de acuerdo en que los nuevos empresarios no se deben enamorar de sus productos, pero al menos deben contar con un poquito de decencia para entregar al mercado algo presentable y digno de admirar si quieren ser dignos de la práctica de la filosofía del emprendimiento. En esta primera semana lo confirmé con tres emprendedores que con el afán de salir a vender y tratar de dominar al mundo, salieron de cualquier manera.

Solución propuesta: No importa si el producto no está como se quisiera, pero antes de salir a la calle vale la pena revisar cuatro cosas que considero importantes para poder enfrentar a ese juez temible llamado cliente:

  • Necesidad/urgencia: ¿lo que vas a sacar es tan necesario para tu cliente que sería capaz de meterse la mano al bolsillo para comprar un producto beta? Y aquí vale hacer hincapié en que nadie necesita producto necesita vivir en una montaña rusa.
  • Riesgo: Entre menos riesgo genere más fácil saldrá ese producto de tu almacén o ese servicio de tu servidor
  • Conocimiento: Para mí un producto puede salir al mercado si un niño de cuatro años entiende para qué sirve ese aparato, ese software, ese producto o el servicio que vas a entregar. Capacitación es sinónimo de costos, más objeciones y menos oportunidad en tasa de conversión
  • Consenso: Lastimosamente como emprendedores latinos nos encantan los campos minados y nos importa poco conocer la ruta crítica del modelo de negocio, incluso ni se calcula. La ruta crítica de un modelo de negocio es el tiempo máximo en el cual el sistema empieza a generar ingresos. La recomendación es que entre menos gente debas convencer para vender el servicio más rápido habrá flujo de caja.
TAMBIÉN TE RECOMIENDO LEER  Causas del fracaso empresarial

El alma de tu negocio se compone de tu pasión y tus clientes. Si no sirves a las personas con excelencia mejor no lo hagas, no sabes lo temible que puede ser el recibir una cachetada de la gente a la cual dices servir. La calidad no es un atributo , es una obligación implícita; ya depende cuál es tu nivel de calidad y que depende exclusivamente del pensamiento y la acción.

Situación 2: Debo pedirle permiso a mis papás para practicar el emprendimiento…

Oh mierda, esto es nuevo en mis 12 años haciendo dinero  sin el permiso de papá y mamá. Es cierto, y lo escuché un 7 de mayo de un aspirante a administración de empresas de una universidad típica colombiana (creo que a este pobre lo están timando en la universidad).

Si mal no estoy Steve Jobs, Bill Gates y muchos de los zorros magnates del siglo XX no terminaron la universidad. No sé si llorar o reir, pero me deja un aprendizaje muy importante: Dime cómo es tu familia y te diré qué éxito tienes.

Si tuviste una familia que te ayudó a enfrentar miedos, tolerar las pérdidas y aceptar los desafíos vas por buen camino y podría decir que eres un posible practicante del emprendimiento para poder pasar al empresarismo. Si fuiste solo el consentido de papá o mamá te veo en graves problemas, ¿cuando ellos ya no estén de qué vas a vivir? Te invito a que salgas a probar la calle, el barrio fino y recibe la mejor graduación proveniente de la universidad de la vida. Evita ser otra víctima de los absurdos del emprendimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *